miércoles, 17 de junio de 2015

Imposible. Capítulo 8. By Mary Blood.



Viene de Capitulo 7.

Nolofinwë se alejó de las habitaciones de Laurë con una sonrisa en la boca, que por razones obvias, había ocultado .

Al contrario de lo que le había hecho creer, no se había enfadado porque se hubiera atrevido a lanzarle aquel utensilio de belleza; al contrario. Se sintió tremendamente satisfecho de haberla hecho reaccionar y conseguir así el objetivo de su visita; que no abandonara el palacio. No podía dejar de enorgullecerse por la valentía de aquella mujer, que poco a poco había logrado meterse en sus pensamientos; y ahora, después de tocarla, bajo su piel.

Levantó su mano y olfateó el aroma que ella había dejado sobre su piel y eso encendió su sangre de la misma manera que cuando le había besado. Largos años hacía que no sentía el deseo de tocar a nadie, ni siquiera a su esposa. Había aceptado la distancia y la decisión, y el deseo se había perdido...hasta esta noche. La época de los niños, aquella en la que Anairë y él habían engendrado a sus cuatro herederos , ya había pasado; y con ella no sólo el deseo del cuerpo, también la vitalidad que había provocado su concepción. Sólo su medio hermano había sido capaz de engendrar siete hijos y seguir teniendo aquel fuego que lo consumía por dentro.

Aquel extraño sentimiento, ese deseo incontrolado de algo era nuevo para él. Muy nuevo. Ni siquiera en su niñez o juventud había experiementado ese nivel de deseo. Había oído hablar de ello a los hombres y siempre había envidiado su capacidad de sentir las cosas de aquella manera y ahora estaba sucediéndole a él. Suspiró profundamente; podía entender un poco la obsesión de Fëanor por sus preciadas joyas...sería capaz de matar a quien osara dañar a Laurë.

No le había mentido a ella , esas sensaciones o sentimientos llevaba tiempo albergándolos, casi desde el momento que la conoció,  pero se había obligado a apartarlos. No sólo por motivos de apariencias, sino por aquellos que le había contado.

domingo, 7 de junio de 2015

Imposible. capitulo 7. By Mary Blood.





Viene de capitulo 6.

- No sé qué deciros.¿ No existe la separación del matrimonio de forma definitiva entre vosotros? – Él negó confuso con la cabeza- ¿Y tampoco el concepto de concubinato? – El elfo la miró tan perplejo que no necesitó que le respondiera. - ¿Eso quiere decir que estáis condenado a una vida en solitario? -

No podía creer lo que estaba oyendo; si esa era la realidad de los elfos, entonces eran unos pobres desgraciados.

- Incluso dejando a un lado mi existencia, ¿estáis diciéndome que no podréis volver a ser feliz al lado de ninguna otra dama porque seguís casado de alguien que vive al otro lugar del mundo y que no volveréis ver?-

Nolofinwë se horrorizó.

- ¿ Quién dice que no volveré a verla? Como bien habéis dicho el tiempo es eterno y quizá volvamos a encontrarnos.-

Se dio cuenta tarde de que había metido la pata. Que ella supiera lo iba a suceder no quería decir que pudiera airearlo a los cuatro vientos. No parecía correcto y quien sabía lo que podría provocar si lo hacía; el efecto mariposa era muy peligroso. Agachó la cabeza arrepentida.

– Tenéis razón, me he aventurado de forma muy osada. Disculpadme.

Él se quedó en silencio, meditando durante unos instantes.

– Y sin embargo, algo me dice que vuestras palabras son más ciertas de lo que quiero creer. Hay algo en ellas que me llena de desasosiego. ¿Por qué?-

Quizá porque a ella se lo provocaban.

Uno de los motivos por los cual quería irse era porque sabía cual sería el destino de aquella gente, del rey que tenía frente a ella. Cincuenta años en adelante, NoloFinwë o Fingolfin en lengua Sindarin, moriría a manos de Morgoth en singular batalla. Saber el momento justo de la muerte del ser al que había llegado a amar aunque fuera de forma platónica, la consumía por dentro. Pero no podía decirle nada a nadie y menos a él, aunque los elfos estuvieran familiarizados con la magia , las premoniciones y las visiones.

- No lo sé, mi Rey. – Fingió ignorancia ¿Qué más podía hacer? –

- ¿Habéis tenido alguna visión al respecto?